VERMUT CASERO

VERMUT CASERO

PAÍS:

ITALIA – FRANCIA – ESPAÑA – ALEMANIA

INGREDIENTES:

Vino blanco del año, semiseco o seco, ligero y suave, 1 litro.

Ajenjo seco, ½ cucharada. (Como máximo).

Canela de Ceilán, ½ palito.

Manzanilla seca, 1 cucharadita.

Corteza de naranja, 1.

Corteza de limón, 1.

Bayas de enebro, ½ cucharada.

Salvia seca, 1/3 cucharadita.

Cardamomo vainas, ½ cucharada.

Cilantro semillas, 1/3 cucharadita.

Jerez seco o dulce, 1 taza.

Aguardiente de sabor seco y fuerte, sin aromas Orujo o Vodka, 1 cucharada.

Azúcar moreno, 3 cucharadas. (Opcional).

Otros ingredientes que se le puede añadir o cambiar a la receta, según los gustos de cada uno:

Flor de saúco, ½ cucharada.

Centaura, ½ cucharadita.

Genciana seca raíz, ½ cucharada. (Como máximo).

Clavo de olor, ½ cucharada.

Anís estrellado, ½ cucharada.

Jengibre, ½ cucharada.

Vainilla, ½ vaina.

Tomillo, ½ cucharadita.

Angélica raíz, ½ cucharadita.

Orégano seco, ½ cucharadita.

Hinojo, ½ cucharadita.

Mejorana, ½ cucharadita.

Azafrán, una pizca.

Macis, ½ cucharadita.

Cúrcuma, ½ cucharadita.

ELABORACIÓN:

Paso 1: Lavar muy bien un recipiente de vidrio de boca ancha donde echaremos el litro de vino blanco, el jerez y las hierbas.

 Paso 2: Seleccionar las hierbas y especias que vamos a utilizar, teniendo en cuenta que el ajenjo es imprescindible y la canela o la vainilla nos ayudarán a equilibrar el amargor del vermut.

Paso 3: Machacar un poco en un mortero las hierbas que hemos decidido y añadir en una bolsa de gasa o un filtro de café. Hacer un hatillo.

Paso 4: Calentar el vino y en el mismo recipiente introducir el hatillo, la cáscara de limón y de naranja.

 Paso 5: Tapar concienzudamente y guardar en un lugar fresco, oscuro y seco durante tres a cuatro semanas. (Si se hace en verano, guardar en la nevera).

Paso 6: Pasado el periodo de reposo, retirar las hierbas y las cáscaras de limón y naranja, añadir el aguardiente y el jerez seco (si queremos un vermut seco) o cambiarlo por un jerez dulce (si queremos un vermut dulce).Así conseguiremos un vermut blanco.

 Paso 7: Si queremos conseguir un vermut rojo tenemos que añadir tres cucharadas de azúcar que previamente habremos caramelizado. Remover bien para que el azúcar se diluya.

Paso 8: Embotellar en botellas ámbar y pasar por un filtro de café con ayuda de un colador. Dejar reposar una semana o más en la nevera agitando las botellas una vez diariamente y listo para servir.

PRESENTACIÓN:

Se puede servir solo, con hielo, con cítricos, con zumo de frutas o para cócteles.

Para acompañar: olivas, patatas chips, berberechos o mejillones.

CONSEJO:

El ajenjo es el encargado de darle su sabor amargo y es un elemento indispensable para la preparación de cualquier vermut (wermut significa ajenjo en alemán). Si no queremos que sea tan amargo, reducir la cantidad a 1/3 o 1/4 de cucharada.

A esta receta se le pueden aumentar las cantidades de hierbas y también añadir o quitar algunas otras según el gusto que queramos conseguir.

Para un vermut dulce se puede sustituir el Jerez dulce por un moscatel.

Sus sabores se definirán más cuanto más tiempo este reposando en la nevera.

El vermut tiene propiedades medicinales gracias a las hierbas y especias, abre el apetito y es bueno para el estomago.

Para un acabado final perfecto. Si hacemos una cantidad considerable y disponemos de una barrica de roble americano o cuba de madera. Dejar reposar en ella, agitando todos los días una vez durante 2 meses. Los taninos del roble le dan personalidad y maduración.

Sally Pepper recomienda disfrutar sin abusar. Salud.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s